Cómo crear un verdadero presupuesto

Aprende los conceptos básicos para crear un presupuesto que funcione verdaderamente.

Los presupuestos tienden a ser excelentes en conceptos, pero bastantes difíciles en la realidad.

Eso es porque muchos de nosotros tratamos los presupuestos más como listas de deseos o sea como la forma en que nos gustaría gastar nuestro dinero, en un mundo perfecto en lugar de pautas basadas en la realidad o sea la forma en que necesitamos gastar nuestro dinero para alcanzar nuestras metas financieras.

Para crear un presupuesto que funcione y te permita vivir una vida cómoda y feliz, necesitas obtener un control firme sobre lo que estás gastando actualmente, lo que puedes gastar y cuáles son verdaderamente tus prioridades.

Puede ser que tengas problemas para cumplir con tu presupuesto o aun no hayas podido crear uno. MAYUSCULA ADVISORY te pone a disposición esta guía sencilla y paso a paso que te ayudará a crear un presupuesto que podrás seguir.

IMG_6490

Usa un sistema que te resultará cómodo

Si deseas realizar un seguimiento para saber a donde va tu dinero, configura una hoja de cálculo en Excel y usa fórmulas para que no tengas que seguir sumando gastos a mano. Asegúrate de recolectar recibos y facturas al final del día (o semana) para actualizar tus números.

Si prefieres controlar tus gastos sin invertir mucho tiempo, usa un aplicación en el teléfono móvil, que te permita conectar tus cuentas bancarias y tarjetas de crédito, de modo que tus transacciones diarias se filtren automáticamente en categorías presupuestarias predeterminadas. El objetivo es ver en un solo vistazo a dónde va tu dinero sin tener que rastrear todas tus cuentas.

Cualquiera sistema que elijas, asegúrate de que te resulte fácil de usar.

IMG_6487

Cuanto más fácil sea mantener y controlar, más probabilidades tendrás de cumplir con tu presupuesto.

Calcula tu ingreso total

¿Cuánto dinero estás ingresando actualmente? Es su sueldo neto neto después de deducir impuestos y deducciones. Incluye pagos regulares, trabajos secundarios, ingresos suplementarios, etc.

Calcula tus gastos totales

¿Cuánto dinero se gasta en las necesidades? Incluye servicios públicos, alquiler o hipoteca, pagos de automóviles, costes médicos y comida.

Algunos gastos, como el pago de tu hipoteca o de tu automóvil, son gastos recurrentes, lo que significa que pagarás la misma cantidad mes tras mes. Otros, como la comida, son gastos variables y serán un poco más difíciles de calcular. Haz la mejor estimación de cuánto gasta mensualmente, y recuerda que siempre puedes ajustar esto más adelante.

Estima tu gasto discrecional

Para crear un presupuesto que no te deprima demasiado, y que sea más probable que sigas, debes poder permitirte un poco de dinero para diversiones. Eso depende de cómo se encuentra tu situación financiera actual, y de qué cosas te brindan más alegría.

Quizás lo máximo que puedes permitirte ahora es un alquiler barato en un piso pequeño y situado fuera del centro de la ciudad, pero también tal vez puedes dedicar 50 EUR por semana para una buena cena con los amigos.

Decide de qué compras discrecionales son las más importantes para ti y averigua cómo puedes hacerles un hueco en el presupuesto. Por ejemplo, puede que no te importe nada la televisión o la ropa, pero decides que quieres dejar espacio para el teatro y los viajes.

No olvide gastos ocasionales

No todos los gastos regulares son gastos mensuales.

Gastos como recibos de agua trimestrales o inspecciones anuales de automóviles pueden no estar en tu radar mensual, pero todavía se pueden planificar, por lo que debes dejarles espacio en tu presupuesto.

Para asegurarte de que no sufras gastos inesperados, crea un espacio en tu presupuesto mensual para estos gastos ocasionales. Reserva un importe cada mes para que cuando lleguen esas facturas trimestrales o anuales, tengas el dinero disponible para pagarla.

Haz un hueco para ahorrar

Cada mes, deberías invertir dinero en tres objetivos principales de ahorro:

– Fondo de emergencia (ingresos de 3-6 meses para gastos inesperados como enfermedades o accidentes).

– Fondo de jubilación.

– Objetivos personales (ahorrar para unas vacaciones familiares, un depósito para la compra de una casa, o el fondo universitario para la carrera de tus hijos).

Decide cuánto puedes razonablemente poner en cada objetivo, y si es necesario, modifica algunos de tus gastos variables y discrecionales para permitirte ahorrar aún más.

Ahorrar es algo que mucha gente deja de lado y luego lo lamenta con los años. Tienes que ser proactivo y tener un plan para ahorrar parte de tu presupuesto regularmente.

Revisión y ajustes

Las circunstancias cambian con el tiempo. Nuestras prioridades cambian también, cambiamos de trabajo, nos movemos, tenemos hijos…todo cambia con el tiempo. Ten una cita con ti mismo cada pocos meses para poder sentarte con tu presupuesto y asegurarte de que esté funcionando para tus metas y realidades actuales.

Si ya tienes tus gastos conectados a una aplicación o una web, es fácil jugar con las categorías del presupuesto para ver dónde puedes crear ajustes adicionales o priorizar una cosa o otra.

IMG_6479

Recuerda, tu presupuesto debe servirte a ti mismo, no al revés.

También te recomendamos las lecturas siguientes:

Cómo ahorré 50000 EUR con este simple truco

5 Consejos que me hubiese gustado compartir conmigo mismo cuando era mas joven

¿Quieres hacerte rico? Necesitarás dominar estos 6 fundamentos

Jubilarse a los 38 años con 1 millón de EUR en cuenta bancaria.

5 comportamientos que pueden hacerte rico dentro de 10 años

Anuncios

Un comentario

Los comentarios están cerrados.