5 trucos simples a seguir para establecer un presupuesto

el

IMG_6464

¿Abrumado con la idea de presupuestar? Estos trucos simplifican el proceso.

Cuando la mayoría de las personas piensan en presupuestos, automáticamente piensan en hojas de cálculos con líneas y números. A menos que seas el tipo de persona que ama las hojas de cálculos elaboradas, crear y mantener un presupuesto no es nada divertido.

Si te interesa presupuestar, tengo buenas noticias. Esa valoración no necesita enfocarse en todos los detalles. No necesitas 15 categorías diferentes.

Además, tampoco tiene que estar basado en la privación.

Puedes permitirte un poco de diversión dentro del contexto de tu presupuesto general. De hecho, si no te gusta la palabra “presupuesto”, cámbiala con la idea de que estás creando un plan o una hoja de ruta sobre cómo vas a gastar tu dinero.

No conducirías de Madrid a Belgrado sin usar un mapa o algún tipo de navegación, ¿o sí? Entonces, ¿por qué navegarías por tus finanzas sin usar algún tipo de hoja de ruta?

IMG_6462

Aquí tienes cinco trucos generales que puedes seguir al montar tu primer presupuesto.

  • Sé realista

Si actualmente gastas 400 EUR por mes en productos comestibles, no supongas que el próximo mes podrás reducir esto a 100 EUR.

En cambio, establece objetivos incrementales y adaptables. Si este mes gastas 400 EUR en comida, intenta gastar un 5-10% menos el próximo mes.

Esto da como resultado un gasto entre 360 EUR y 380 EUR en productos comestibles.

Hazlo por un mes o dos y luego ajusta más hacia abajo desde allí. Eventualmente, ajustaras ese gasto a 300 EUR en total, lo que representa un ahorro de 25%. Los pequeños cambios incrementables en el tiempo son los más eficientes.

  •  Menos es más

Un error común de los novato es sobrecargar el presupuesto con infinitas categorías. No necesitas incluir cuánto dinero gastarás en esmalte de uñas, en la peluquería, en la gasolina, en suscripciones de revistas o en calcetines nuevos. Nadie necesita ese nivel de detalle. Cuantas menos categorías, mejor.

En el extremo más extremo, tu presupuesto debe tener tan solo cinco o seis categorías.

Un presupuesto demasiado detallado puede ser anti-productivo porque difícil de interpretar.

  • No te obligues a usar las últimas modas tecnológicas

Mucha gente recurre a programas o aplicaciones para administrar su dinero. Si esto es algo natural para ti y disfrutas de estas herramientas, eso es fantástico. Pero no tengas miedo de recurrir al papel y bolígrafo anticuado si eso es lo que prefieres.

No hay una forma correcta o incorrecta de administrar tu presupuesto. La clave es encontrar lo que funcione para ti, independientemente de si se trata de una aplicación, una hoja de cálculo o un lápiz y papel.

Aquí tienes algunas aplicaciones de presupuesto: Spendee, MoneyControl,  o weplan.

  • Iniciar conversaciones familiares semanales

Probablemente no seas la única persona que gasta y ahorra en tu hogar. Planifica reuniones semanales con tu familia para incluir a todos en las decisiones que tomas con el presupuesto.

Revisa tus principales objetivos generales, como crear un fondo de emergencia o maximizar tu cuenta de jubilación. Habla también sobre el “por qué” detrás de cada decisión de gasto.

Puede que a tu familia no le guste el hecho de que estás comprando un coche usado barato en lugar del último modelo. Sin embargo, comprenderán esta decisión cuando entiendan que el objetivo el es de hacer una mayor contribución al fondo de ahorro para la educación superior de tu hijo.

  • Ajusta tu presupuesto cada mes

De manera realista, tu presupuesto tendrá dos columnas: la cantidad que piensas gastar cada mes y la cantidad que realmente gastas.

A medida que evalúes tu presupuesto cada mes, notarás cómo la realidad se aparta de los mejores planes. Cuando veas los resultados de tus gastos, sabrás dónde están tus áreas problemáticas. Revisa estas áreas y haz los ajustes correspondientes.

IMG_6461-2

Cuando comencé a presupuestar, descubrí que gastaba mucho más dinero en compras en Amazon de lo que me había dado cuenta. Gracias a la revisión de mis gastos, me volví mucho más concienzudo sobre las compras y sobre donde iba mi dinero. Antes de eso, no podía entrar Amazon sin escapar a una compra al menos de 50 EUR. Hoy en día, puedo enfocarme fácilmente hacia un objetivo, comprar el artículo que necesito y salir. La única razón por la que puedo hacer eso es porque un presupuesto me llamó la atención sobre este tema.

Lo más importante es que debes mantener una actitud optimista. Incluso si solo realizas una pequeña mejora cada mes, esas mejoras se sumarán a un cambio de vida importante a lo largo del tiempo.

Recuerda que ahorrar no solo se trata de cuanto dinero ganas, pero de cuento dinero te queda al final del mes despues de pagar todos los gastos.

También te recomendamos las lecturas siguientes:

5 comportamientos que pueden hacerte rico dentro de 10 años

7 pequeños hábitos que pueden hacer de ti una persona más saludable y más productiva

6 reglas para vivir frugalmente

10 Consejos para ayudarte a prosperar seriamente y sus automatismos

5 consejos para ahorrar aunque tengas un sueldo poco elevado

Anuncios